Villa Altea Hills

Una gran y lujosa villa para 8 personas, situada en uno de los lugares más hermosos de Altea Hills, una suntuosa urbanización de la Costa Blanca. Lo que más impone de este moderno chalet, construido en el 2005, es la vista verdaderamente espectacular del Mediterráneo, la bahía de Altea, el valle y la Sierra Bernia. En la lejanía se ve la silueta de Benidorm que se transforma en una constelación de estrellas durante la noche. Puede disfrutar de este paisaje tanto desde la terraza como desde la sala de estar gracias a las enormes correderas de cristal.

_DSP3219.jpg
  • 8 personas
  • 4 dormitorios
  • 3 cuartos de baño
  • Wi-Fi
  • Aire acondicionado
  • Piscina climatizada
  • Barbacoa
  • Vistas al Mar
  • Mascotas permitidas

Interior

La villa cuenta con dos pisos y ha sido decorada de forma moderna en tonos claros. Usted entra en el piso superior en un salón enorme que cuenta también con comedor y cocina.  El salón tiene cómodos sofás y sillones, radio CD y DVD con sonido Dolby surround 5.1 y televisión con satélite.  También hay wifi en toda la casa.

 

La cocina incluye un cómodo bar y todos los electrodomésticos que pueda necesitar, como vitrocerámica eléctrica, lavaplatos, horno, frigorífico, cafetera y calentador de agua, y un inventario completo. En este piso encontrará también un servicio para invitados, guardarropas y trastero con lavadora y secadora, congelador, microondas y aspiradora. Las puertas correderas cubren toda la pared de 15 metros de esta habitación y aseguran, aparte de una vista inolvidable, la entrada constante de luz ambiental.  Además son una salida directa a la gran terraza.

 

En el piso de abajo, al que accede por las escaleras internas, están los cuatro dormitorios, de los cuales tres están al lado de la piscina.  Desde estas puede acceder directamente a la piscina y el jardín.  Todos los dormitorios cuentan con una gran cama de matrimonio (2 x 90 por 200 cm). Uno de los dormitorios incluye un cuarto de baño con ducha.  Aparte hay un cuarto de baño con ducha y servicio y otro servicio aparte.

 

El dormitorio principal cuenta también con cuarto de baño propio con ducha, bañera, bidé y servicio.  También hay espacio de sobra para una cuna y es posible separar este espacio del resto del piso.

 

Toda la casa cuenta con aire acondicionado y calefacción en todos los cuartos garantizándole unas vacaciones ideales haga el tiempo que haga.

Exterior

Muchas de los chalets de Altea Hills se han construido pegados a la montaña lo que reduce considerablemente el espacio alrededor de la vivienda.  Esta villa se encuentra en una de las pocas zonas planas gracias a lo cual tiene mucho sitio para la piscina, las terrazas y el jardín (terreno 1200m2). Desde la sala de estar puede ir a la gran terraza (70 m2) con comedor debajo de la naya y tumbonas para tomar el sol.

 

Bajando la terraza o saliendo desde los dormitorios llega al jardín con barbacoa de piedra  y mesa con sillas, y a la piscina iluminada de 10x5m con escaleras.  Alrededor de la piscina hay terrazas preciosas con un buen número de muebles de jardín y una ducha exterior.  El jardín tiene muchas palmeras, varios plataneros que realmente dan fruta, y un olivero centenario, todo lleno de pequeños sitios dónde pasar unos ratos tranquilos. Junto a la piscina tambien se encuentra la mesa de ping pong, futbolín y juego de dardos, en otra esquina se encuentra la zona de juegos para los más pequeños con una casita, tobogán, balancín, etc.. Dentro de la casa hay una caja con juguetes de madera y una pizarra. También dispone de silla alta y cuna.

 

La villa está completamente vallada para su seguridad, y la de niños y mascotas.  Cuenta con dos aparcamientos detrás de una puerta eléctrica que se maneja con mando a distancia.

Localización

Altea Hills es uno de los resorts más bellos y exclusivos de la Costa Blanca. A la entrada pasará al lado de una gran fuente que le enseguida le transmitirá el estilo y la clase de la urbanización. El parque con aceras e iluminación por todas las calles es mantenido con esmero y cuenta con servicio de vigilancia propio que vigila la entrada las 24 horas.  Sólo se permite la entrada a la urbanización si se es un habitante o invitado.  No es de sorprender que muchos famosos tengan aquí una segunda o tercera casa.