Villa Xenofilia

Chalet independiente localizado en la montaña cercana a Moraira, en la Costa Blanca, con preciosas vistas al Mar. Con todos los ingredientes disponibles para unas inolvidables vacaciones. La “doce vita” de los romanos coge forma con vistas al “mar nostrum”.

No encontrara fácilmente una villa con tantos metros cuadrados de terraza, con un montón de esquinas con sitios para sentarse y retirarse un rato con una bebida y un buen libro. Solo con eso ya son unas vacaciones merecidas.

_DSP9633.jpg
  • 8 personas
  • 4 dormitorios
  • 4 cuartos de baño
  • Wi-Fi
  • Aire acondicionado
  • Piscina climatizada
  • Barbacoa
  • Vistas al Mar
  • Mascotas permitidas

Interior

Con un interior confortable y completo: sala de estar bien amueblada, televisión con satélite, teléfono (para llamadas entrantes), comedor y puertas corredizas hacia las terrazas, cocina independiente completa con lavaplatos, horno, microondas, y un curto de lavadora con lavadora y secadora.


El chalet, villa Xenofilia I, dispone de dos pisos, comunicados mediante una escalera interior. Dos dormitorios se encuentran en la planta baja, con terraza cubierta propia comunicada con el jardín. Las cuatro habitaciones disponen de aire acondicionado, camas de hotel con edredón. Y las cuatro tienen baño propio, 2 con baño y ducha, lavabo, bidet y retrete, y dos con ducha, lavabo, bidet y retrete.

Toda la casa a excepción de los dos dormitorios inferiores disponen de calefacción central.

Exterior

Las terrazas que disponen de un 100% de intimidad, disponen de tumbonas y sillas con mesa, a demás de vistas al Mar Mediterráneo. La pista de Tenis privada se localiza al lado de la casa. La piscina con piscina para niños se encuentra en la terraza y es climatizada a partir de septiembre con por un precio añadido. Además encontrara en el jardín una mesa de pin pon, una pista de petanca, un parquecito con arena para niños, y una barbacoa de piedra con una gran mesa redonda.

Con garaje propio amplio, con dos plazas, delante de la puerta.

Localización

Se encuentra a cuatro minutos en coche del pueblecito Moraira, con grandes playas de arena y conocido por sus excelentes restaurantes.  Ahí también podrá disfrutar del bulevar con sus barecitos.  También destaca el puerto, con sus yates de lujo y su lonja y el pequeño centro con sus callecitas y boutiques.

Si prefiere unas vacaciones más movidas, tiene a Benidorm a 30 minutos en coche o puede coger el ferry para ir a Ibiza.

Entre la localización ideal y los lujos de la villa, Vista Moraira le ofrece la posibilidad de disfrutar de unas vacaciones de ensueño.